entrepreneur

Mi caso de éxito

By junio 7, 2020 No Comments

Muchas personas suelen estar acostumbradas a escuchar que el caso de éxito de una persona está vinculado con enormes empresas, startups emergentes con enormes inyecciones de capital, crear un servicio o un producto tan novedoso que se pone en boca de todos pero, en mi perspectiva esto no es del todo cierto. Se ha vuelto común asociar el éxito a un nivel meramente económico donde si no produces cada vez más no puedes ser feliz y esto es algo totalmente erróneo, el éxito real está justamente en ser feliz.

Puede parecer trillado pero es algo que desde mi experiencia se ha tornado real, pero antes de hablar de mí, quiero contar uno de los casos de éxito que he conocido recientemente, uno de los que podría ser considerado más sencillo pero que me enseñó muchísimo.

El primero de ellos lo encontré de manera fortuita, regresaba de viaje con mi esposa y en la carretera un objeto hizo estallar una de las llantas del carro, regresamos a la ciudad con la llanta de repuesto y decidimos buscar un montallantas para arreglar el neumático, recordé que había uno cerca de nuestra casa y procedimos a ir; debo agregar aquí que esta era la primera vez que debía usar los servicios de montallantas; al llegar nos encontramos con un señor muy alegre, nos ayudó a bajar la llanta dañada del baúl y procedió a revisarla, aquí viene lo sorprendente, al empezar a revisarla encontró el daño casi sin parpadear y de inmediato nos empezó a narrar historias de llantas con agujeros similares al hallado en nuestra llanta, lo narraba como si cada una de esas llantas aun se encontraran en su taller y aun más, como si cada una tuviera un alma y una historia esperando a ser contada. A medida que contaba las historias, hacía toda su magia con varias llantas que ya estaban listas para ser llenadas de aire, debo admitir que la manipulación de estas junto con las diferentes maquinas era tan rápida y exacta cual relojero suizo manipulando la mas fina pieza de relojería, tuvimos que dejar la llanta por varias horas para ser reparada pero antes de retirarnos por ese lapso de tiempo el señor nos contó que ese taller era suyo y que lo atendía junto con algunos familiares, que llevaba demasiados años trabajando y viviendo de ello. Cuando mi esposa y yo ingresamos al carro nuevamente, nos miramos y entendimos que ese hombre era, realmente, FELIZ. Nunca habíamos conocido alguien tan apasionado por hacer un proceso que para la mayoría de nosotros puede ser trivial, la forma como experimentaba todo y la alegría reflejada en su rostro me empezaron a enseñar que el éxito se esconde en lo mas simple.

Imagen de referencia

Ahora si pasemos a hablar un poco sobre mí, hace ya cerca de 6 años estaba en la universidad, no disponía de muchos recursos económicos y empezaba a buscar opciones para tener ingresos, un amigo me invitó a un evento de emprendedores; en ese momento no conocía mucho de ello, sin embargo asistí y al final de este realizaron una breve rifa para ganar un par de cupos a Startups Academy en Medellín, rifa de la cual resulté como uno de los ganadores. De esta forma, logré ser participe de este curso y fue allí donde diferentes puertas se me abrieron, empecé con varias ideas de startup y logré llegar al Demo Day con una de estas, Al principio esperaba que esta idea se convirtiera en mi caso de éxito, pero no fue así, gracias a esta logré conseguir contactos y aprendizaje lo cual llevó a que una de las personas a cargo de Startups Academy tuviera interés en contratarme como desarrollador Junior en su empresa, fue mi primer empleo formal como programador y agradezco siempre la oportunidad allí ya que fue el lugar donde logré adquirir bases en programación móvil iOS, además de empezar a mejorar mis recursos económicos. Después de laborar allí empecé a trabajar como freelance y posteriormente en algunos proyectos dentro de Cuemby, lugar en el que formalicé muchos conocimientos y me dejó espacio para crear algunas aplicaciones personales.

Todo lo anterior han sido escalones en lo que considero hasta este punto uno de mis primeros casos de éxito, me casé con la más hermosa mujer y nutricionista, me estoy profesionalizando cada día como desarrollador iOS en una empresa a la cual tengo demasiado que agradecer como lo es Endava, tengo unas hermosas mascotas y me levanto cada día con la motivación de hacer más lo que me gusta y motivar a otras personas a que puedan ser feliz, encontrando allí su caso de éxito.

¿Cuál es tu caso de éxito?

Tegui Franko

Author Tegui Franko

iOS Developer, Endavan, freaky and tech lover. Working to be a great mobile developer.

More posts by Tegui Franko